DEMANDAN AL CONGRESO DE YUCATÁN POR DISCRIMINAR A POBLACIÓN HOMOSEXUAL

Organizaciones defensoras de derechos humanos demandaron al Congreso del Estado de Yucatán por no legislar para permitir el matrimonio y el concubinato a parejas de personas del mismo sexo.

Indignación Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, Oasis de San Juan de Dios y Unidad de Atención Sicológica, Sexológica y Educativa para el Crecimiento Personal (UNASSE) presentaron el día de hoy una acción contra omisión legislativa ante el Tribunal Constitucional del Estado de Yucatán, en la cual se demandó el incumplimiento y el desacato por parte del Congreso del Estado en cumplir con las obligaciones de brindar protección legal a las parejas homosexuales en su carácter de familia.

En la rueda de prensa efectuada el día de hoy frente a las instalaciones del Congreso, las organizaciones informaron que de ganarse este juicio el Tribunal Constitucional de Yucatán ordenaría se reforme la legislación interna del Estado para garantizar que las parejas homosexuales puedan acceder en condiciones de igualdad a la protección de las figuras de matrimonio y de concubinato.

En esta demanda, presentada en vísperas del día Internacional contra la homofobia y la transfobia, se manifestó el incumplimiento de las obligaciones legislativas ordenadas en la Constitución Política del Estado de Yucatán, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

A pesar de que ya son al menos diez parejas homosexuales que han ganado juicios de amparo para poder contraer matrimonio en el Estado, el Registro Civil ha demostrado constante reticencia en inscribir debidamente estas uniones. Las organizaciones también anunciaron que el Juzgado Cuarto de Distrito multó la semana pasada al Registro Civil con cien salarios mínimos por negarse nuevamente a inscribir a una pareja de dos mujeres en el Libro de matrimonios.

Asimismo, recordaron que el Poder Judicial del Estado de Yucatán ya había reconocido a finales del año pasado el carácter de concubinos a una pareja homosexual, estableciendo un precedente en el reconocimiento judicial del derecho a la igualdad y no discriminación. Las organizaciones convocantes indicaron que este antecedente, basado en los principios constitucionales y en los parámetros internacionales en materia de derechos humanos, debe ser correspondido en la futura sentencia del Tribunal Constitucional.

Hacemos un llamado a las autoridades y a la sociedad en general para proteger a la familia, toda vez que la actual legislación mantiene en estado de indefensión e incertidumbre jurídica a las familias compuestas por parejas homosexuales, negándoseles sistemáticamente los distintos derechos civiles y sociales. Denunciamos que existe actualmente un estado de cosas inconstitucional en Yucatán que debe ser corregido, situación que el Tribunal Constitucional del Estado de Yucatán se encuentra facultado para corregir.

Mérida, Yucatán a 16 de mayo de 2014.

INDIGNACIÓN PROMOCIÓN Y DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS A.C.

OASIS DE SAN JUAN DE DIOS A.C.

UNIDAD DE ATENCIÓN SICOLÓGICA, SEXOLÓGICA Y EDUCATIVA PARA EL
CRECIMIENTO PERSONAL A.C.

Reubicar el mercado, exige Kimbilá en consulta

10314491_10152373306676001_6381975077174275319_nEn una consulta organizada por la propia gente de Kimbilá, que enfrentó la obstaculización del comisario y de personas que se oponían a la realización de este histórico ejercicio, las y los vecinos se manifestaron mayoritariamente por reubicar el mercado que se empezó a construir sobre el campo de fútbol y cuya suspensión ha ordenado tanto el INAH como la juez que conoció el amparo.

El alcalde de Izamal decidió arbitrariamente construir sobre el campo de fútbol, a pesar de que se afectaba otra obra y a pesar de que podría afectarse un monumento histórico. La decisión de construir sobre el campo enfrentó a la población, pues a pesar de querer el mercado, una parte de la población se oponía a que se construyese en ese lugar.

El alcalde ignoró la petición de la gente que se opuso desde el principio a afectar el campo de fútbol e ignoró la petición que le hizo el INAH de reubicar el mercado. De hecho, durante semanas ignoró la orden del INAH de suspender la obra y continuó la construcción hasta que la juez le notificó directamente la orden de suspenderla.

Un grupo de Kimbilá decidió organizar una consulta que, desde el principio, enfrentó obstáculos de quienes se oponen a pedir opinión al pueblo. Se destruyeron los carteles que informaban la fecha, hora y lugar de la consulta. Se hostigó a quién realizaba el perifoneo. De acuerdo con testimonios, personas cercanas al comisario de Kimbilá le insistieron a quién realizaba el perifoneo que dejara de hacerlo.

El alcalde, por su parte, no quiso recibir inicialmente la carta a través de la cual le notificaban que realizarían la consulta y el Comisario negó autorización para que la consulta se realizara en el palacio, en caso de que lloviese.

A pesar de los incidentes de obstaculización registrados, 261 habitantes de Kimbilá acudieron a expresar su opinión en un ejercicio histórico que estuvo recibiendo opiniones de 8 de la mañana a 4 de la tarde en la plaza principal de Kimbilá. Integrantes de Indignación estuvieron presentes durante toda la jornada como observadores.

En el transcurso de la organización de la consulta, sus promotores se enteraron que el alcalde no ha podido demostrar la propiedad del terreno donde intentó construir el mercado y que no está aclarada la propiedad, por lo que sólo se realizaron dos preguntas: ¿quieres que se construya un mercado en el pueblo? ¿Dónde piensas que sería el mejor lugar para un mercado en Kimbilá?

Mayoritariamente las y los participantes se manifestaron por reubicar, aunque no en todos los casos dieron opciones. Mayoritariamente también se manifestaron por un mercado, pero recalcando que se realizará en otro lugar.

De las 261 personas participantes 235 opinan que debe reubicarse. De éstas, 113 exigieron que se reubique sin señalar un lugar. 34 personas expresaron que sí quieren el mercado pero escribieron que no saben dónde. 70 opinaron que se construya detrás del palacio municipal, 18 sugirieron que junto al kinder y solamente 14 personas se pronunciaron porque continúe donde ya empezó, es decir, en el campo de fútbol. Sólo 12 personas expresaron que no quieren el mercado.

Cabe señalar que se enlistaron 265 personas en el cuaderno para votar, pero en la urna hubo 261 boletas. Se asienta como incidente y se lamenta que 4 boletas se las llevaron personas que, en vez de depositarla en la urna, se las robaron.

La urna, transparente, estuvo cerrada con cinta canela y se abrió ante todas las personas presentes al concluir la consulta.

Después del recuento se firmó el acta, se asentaron los incidentes y se pegaron los resultados en el palacio de la comisaría.