ALERTA: INVADEN EL ALBERGUE OASIS DE SAN JUAN DE DIOS, EN CONKAL

ALERTA:

Particulares protegidos por la policía invaden y destruyen una parte del Oasis San Juan de Dios, de Conkal

En este momento se encuentran invadiendo el Oasis San Juan de Dios, en Conkal, Yucatán, protegidos por agentes de la policía estatal, decenas de personas, provistas de trascabos y otras maquinarias. Los atacantes llegaron hoy 18 de septiembre, cerca del mediodía y destruyeron la barda de la sección norte del albergue sin mostrar ninguna orden judicial, mientras eran protegidos por la policía del estado. Al frente de los atacantes estaba el Lic. Wilberth Mendoza, quien dijo ser representante del Sr. David Peña y afirma que este último compró el terreno.

El Oasis de san Juan de Dios, que alberga y defiende derechos de personas que viven con VIH, tiene la posesión de esos terrenos desde 1986. Aunque una parte del terreno se encuentra en litigio, el Oasis ha logrado que el juez agrario, en uno de los muchos litigios interpuestos en su contra, determinara la ilegalidad de una asamblea ejidal con base en la cual el comisariado ejidal habría vendido en varias ocasiones los mismos terrenos.

La incursión de un particular en una propiedad privada para hacerse justicia por propia mano resulta absolutamente inaceptable, además de ir en contra del derecho del posesionario. Si hay un litigio entre posesionario y presunto propietario, éste debe dirimirse en las instancias adecuadas, y no por el uso ilegítimo y arbitrario de la fuerza, lo que constituye un delito. La presencia del notario público Luis Silveira Cuevas, de la notaría No. 8, y la presencia de tres funcionarios públicos del Catastro, nos hace temer algún grado de complicidad o algún intento de corrupción para pretender hacer pasar como legal lo que no es sino una acción que viola las leyes y los derechos humanos.

La invasión también ocasionó, entre otros daños, que se escapen al monte animales de patio que el albergue recibió como parte de un proyecto.

Dos patrullas de la Policía Estatal (la número 5930 y la 1944), más una patrulla de la Policía Municipal, resguardaron a los atacantes. Ante la presencia de un abogado del equipo de derechos humanos Indignación, los atacantes, incluyendo al notario público, profirieron amenazas contra el director del albergue.

Ante estos acontecimientos, el equipo Indignación exige de manera inmediata al Gobierno del Estado de Yucatán:

1.     Detener todo tipo de destrozos y construcción de parte del grupo atacante en los terrenos que están en posesión del Oasis de san Juan de Dios.

2.     Iniciar la investigación y, en su caso, detención y sanción de los responsables de este delito.

3.     Investigar y sancionar a los funcionarios que autorizaron el uso de la fuerza pública para resguardar a los atacantes.

Criminalización de la protesta y represión en Campeche

Comunicado conjunto

El Colectivo Pro Derechos Humanos El Caracol A.C. y el Equipo Indignación deploramos el uso de la fuerza y la criminalización de la protesta en la que incurrió el gobierno de Campeche, en el contexto de la manifestación magisterial que se realizó en esa entidad y que tuvo expresiones en todo el país.

El día 11 de septiembre maestros y maestras de Campeche convocaron a una marcha en contra de la reforma educativa, tal como se hizo en diversos estados de la república y en la capital del país.

De acuerdo con la información que tenemos, en el marco de la manifestación, maestras y maestros ingresaron al palacio de Gobierno y al Congreso del Estado de Campeche, desde donde exigieron diálogo con el gobierno  de Campeche para expresar sus demandas.

Sin embargo, alrededor de las 18 horas, y a pesar de haber expresado públicamente que no utilizaría la fuerza pública, el Gobierno implementó un operativo mediante el cual desalojó violentamente a las y los manifestantes, haciendo uso desproporcionado de la fuerza, golpeando a maestras y maestros tanto adentro como afuera del recinto y usando gas lacrimógeno.

Como resultado del operativo que implementó el gobierno de Fernando Ortega Bernés, y en el que participaron la Policía Estatal Preventiva de Campeche, la Policía General Judicial, varias personas resultaron heridas, incluyendo a un menor de edad, hijo de un maestro, y hay al menos dos personas detenidas, Darbin Aldert Canché Contreras y Filiberto Chí Collí.

Resulta lamentable que se recurra al uso de la fuerza en vez de recurrir al diálogo para atender demandas en el marco de una manifestación. Mediante testimonios y fotografías hemos constatado que hay maestros cuyas heridas parecen exhibir golpes directos que resultan inaceptables y que exhiben que el operativo fue en realidad un acto de represión.

Por otra parte, resulta deplorable la criminalización de la protesta. La detención de al menos dos personas nos hace temer que el gobierno puede estar haciendo uso del aparato de procuración de justicia y del sistema penal para reprimir a las y los manifestantes, para castigar la expresión de las ideas y para desalentar futuras manifestaciones.

Por todo lo anterior hacemos un llamado urgente al gobierno de Campeche para respetar el derecho a la manifestación, para privilegiar el diálogo y para abstenerse de reprimir cualquier futura manifestación.

Asimismo, le exigimos abstenerse de usar el sistema penal o la procuración de justicia como vía para castigar la manifestación. Por lo tanto, demandamos la libertad inmediata de las personas detenidas.

La Comisión de Derechos Humanos de Campeche está obligada a iniciar de inmediato una investigación y la urgimos a actuar con diligencia, determinar las responsabilidades y emitir, en su momento, la recomendación correspondiente

Campeche, Campeche, 12 de septiembre de 2013

Colectivo Pro Derechos Humanos El Caracol A.C.               Equipo Indignación A.C.

RepresionMaestrsCampeche_FotoCaracol2 RepresionMaestrsCampeche_FotoCaracol

 

 

 

 

 

 

Fotos de Colectivo El Caracol

(Tomadas del sitio web del Colectivo El Caracol)