Ofelia Medina defenderá a don Ricardo Ucán

Comunicado del Equipo Indignación

Representará un juicio en la plaza grande de la ciudad de Mérida

Enterada de las diversas violaciones cometidas contra don Ricardo Ucán, indígena maya procesado en un juicio injusto que ni siquiera consideró su condición étnica, Ofelia Medina representará un juicio en la plaza grande de la ciudad de Mérida en el que defenderá a don Ricardo y acusará al estado mexicano y a las autoridades locales implicadas.

El juicio, que se realizará el lunes 5 de marzo por la noche, sentará en el banquillo de los acusados a los jueces y magistrados que fueron convalidando, instancia tras instancia, las violaciones cometidas contra don Ricardo; a la defensora de oficio que incumplió sus obligaciones, al gobernador del estado y a los diputados y diputadas.

Don Ricardo Ucán fue sentenciado a 22 años de prisión por homicidio. Las distintas violaciones a sus derechos le impidieron demostrar que disparó en defensa de su vida y de su familia. Don Ricardo no contó con intérprete, el juicio se llevó en una lengua ajena a la suya que ni siquiera reconoció su pertenencia al pueblo maya, la defensora de oficio no aportó pruebas que demostraban que disparó en un acto de legítima defensa y los jueces y magistrados convalidaron dichas violaciones.

Recientemente Amnistía Internacional incluyó en su informe sobre México el caso de don Ricardo. Por su parte, el relator especial de las Naciones Unidas sobre Pueblos Indígenas dirigió una carta a las autoridades locales para expresar su preocupación por el caso de don Ricardo y exhortarlas a crear una ley de indulto mediante la cual puedan revisarse los casos de indígenas sentenciados en juicios que hayan violados sus derechos y en los que estas violaciones hayan incidido en la sentencia.

El martes 6 de marzo el equipo Indignación acudirá al Congreso del Estado a presentar una iniciativa de ley de indulto y comenzará una campaña de recolección de firmas para que esta solicitud sea atendida y para que se revise el caso de don Ricardo Ucán.

Ofelia Medina encabezará la solicitud en un acto que se realizará a las puertas del Congreso del Estado, a las 12 del día.

Para el equipo Indignación, el caso de don Ricardo resulta paradigmático y representa la discriminación que viven los indígenas mayas y la violación cotidiana a sus derechos elementales.

Ofelia Medina es actriz y es defensora de los derechos humanos y de los derechos de los pueblos indígenas, particularmente del pueblo maya en Yucatán y en Chiapas, lugares donde también ha promovido el derecho a la alimentación y a la salud a través de la organización FIDEO.

Desde 1994 ha participado activamente a favor de la paz en Chiapas y en los últimos meses ha representado “Mujeres sin miedo”, una propuesta a través de la cual, junto con otras artistas, ha hecho oír las voces de las mujeres detenidas, torturadas y violadas por policías y elementos de seguridad en San Salvador Atenco, en mayo pasado.

La voz de don Ricardo Ucán será escuchada en la plaza grande de la ciudad de Mérida el próximo lunes 5 de marzo. En un juicio oral, Ofelia Medina abrirá un espacio para que don Ricardo exprese su versión de los hechos. Una versión que, sin duda, exhibirá la discriminación que prevalece en los juicios contra personas mayas en Yucatán.

Relator de la ONU sobre pueblos indígenas llama a revisar el caso de don Ricardo Ucán

Los Agravios: Informe especial del equipo Indignación

El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre pueblos indígenas, Dr. Rodolfo Stavenhagen, dirigió una carta a las distintas autoridades de Yucatán para expresar su preocupación por el caso de don Ricardo Ucán y para exhortarlas a establecer una ley de indulto que permita la liberación de indígenas que han sido sentenciados en franca violación a sus derechos humanos.

“Uno de los primeros casos que se tendría que analizar sería, sin lugar a dudas, el del Sr. Ricardo Ucán”, indica el Relator Especial de la ONU sobre las libertades fundamentales de los pueblos indígenas.

En una carta dirigida al Congreso del estado de Yucatán, al Gobernador y al Tribunal Superior de Justicia del estado, de la cual el equipo Indignación recibió una copia, el Relator también manifiesta su preocupación porque Yucatán no cuenta con una ley para sancionar la discriminación.

Una ley de indulto y una ley que prevenga y sancione la discriminación “son dos medidas posibles que la Relatoría a mi cargo considera indispensables para que los distintos poderes de Yucatán actúen eficazmente para resarcir los daños que una larga historia de discriminación ha causado al pueblo maya”, añade el Relator.

El Dr. Stavenhagen dedica el párrafo final de su carta al Poder Judicial, expresando que es necesario que dicho poder “sancione a quienes en uso de sus funciones hayan violado los derechos humanos del pueblo indígena maya, como sucedió con la defensora y los juzgadores que participaron en el proceso de Ricardo Ucán Ceca”.

El equipo Indignación considera, junto con el Relator, que el caso de don Ricardo “ejemplifica una situación de discriminación y vulnerabilidad que se vive en un estado donde más del 50 por ciento de la población es indígena”, por lo que urgimos al poder legislativo a atender el llamado del Relator Especial de las Naciones Unidas.

Desde el año 2004 Indignación acompañó la solicitud de indulto que hizo don Ricardo al gobernador Patricio Patrón. Sin embargo, el gobernador respondió en ese tiempo que “En el caso del señor Ricardo Ucán Ceca, después de un estudio de las disposiciones legales, se ha llegado a la conclusión que el suscrito carece de fundamento legal para otorgarle su libertad inmediata como usted demanda.”

Si bien es cierto que en la normatividad estatal no existe la figura del indulto, el gobernador tenía la facultad de presentar una iniciativa de ley ante el Congreso del estado, facultad que no ejerció.

El Congreso del Estado, por su parte, ha omitido establecer la figura del indulto. El Poder Judicial convalidó, en su momento, las violaciones contra los derechos humanos de don Ricardo Ucán.

La semana pasada Amnistía Internacional llamó la atención sobre el caso de don Ricardo Ucán al incluirlo en su informe sobre la situación de los justicia penal en México. El caso se encuentra en estudio en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Ahora el Relator Especial sobre pueblos indígenas se dirige a las autoridades yucatecas para referirse a este caso.

El Equipo Indignación ha preparado un informe especial sobre el caso de don Ricardo Ucán titulado: “Los Agravios. Discriminación e injusticia en los juicios contra personas mayas en Yucatán”

El informe presenta un análisis, instancia por instancia, de la actuación de los órganos del estado que intervinieron en el procedimiento penal seguido a Ricardo Ucán Seca y que hacen que su caso sea representativo, paradigmático e ilustre una situación de discriminación, inequidad y desprecio que viven los indígenas mayas en el estado de Yucatán.

Este informe está disponible, para su consulta, en la página www.indignacion.org

Don Ricardo Ucán, en el informe de Amnistía Internacional sobre México

Comunicado del equipo Indignación

El caso de don Ricardo Ucán Seca, indígena maya condenado en un proceso injusto, ilustra el informe “Injusticia e impunidad” presentado hoy por Amnistía Internacional*, sobre violaciones a los derechos humanos en el sistema de justicia penal mexicano.El informe de Amnistía Internacional recoge, entre otros, los casos de Martín Barrios, defensor de derechos humanos detenido ilegalmente en Puebla; de Lydia Cacho, periodista y defensora de los derechos de las mujeres, detenida arbitrariamente en Cancún en diciembre de 2005 y trasladada a Puebla en un trayecto sin garantías para su persona y durante el cual sufrió amenazas continuas; de Felipe Arriaga, ecologista de Guerrero procesado y en cuyo juicio se cometieron diversas irregularidades, absuelto finalmente en 2005.

El informe señala las violaciones cometidas contra don Ricardo, como no haberse reconocido su pertenencia al pueblo maya, no contar con intérprete a pesar de haber declarado que entiende poco el español y no haber contado con una defensa adecuada.

“Este informe pone de relieve algunos de los defectos y las carencias de los sistemas de seguridad pública y justicia penal de México, que siguen siendo la causa de abusos contra los derechos humanos tales como detención arbitraria, tortura, malos tratos, negación del derecho al debido proceso y juicios injustos”, asienta Amnistía en sus conclusiones, y añade:

“Las personas más vulnerables y desfavorecidas son a menudo víctimas de estos abusos, que en gran parte surgen de un reconocimiento jurídico inadecuado de las normas internacionales de derechos humanos, la reiterada falta de aplicación de la legislación existente, la persistente injerencia política en la administración de justicia,y la impunidad generalizada para los responsables de abusos contra los derechos humanos.”

Amnistía recomienda al gobierno mexicano reformar la Constitución, cumplir con las obligaciones contraídas con respecto al protocolo facultativo de la convención contra la tortura, reforzar la independencia e imparcialidad judicial, establecer la independencia de las procuradurías frente al poder ejecutivo en los ámbitos estatal y federal y garantizar la autonomía de las defensorías públicas, entre otras exigencias.

El equipo Indignación, que llevará este informe a don Ricardo Ucán al Centro de Readaptación de Tekax, este jueves 8 por la mañana, hace un enérgico llamado a los poderes ejecutivo, legislativo y judicial para atender las recomendaciones de Amnistía Internacional y garantizar, como indica ese organismo internacional “fin a la larga impunidad por abusos contra los derechos humanos”.

* Amnistía Internacional (AI) es un movimiento mundial independiente de activistas cuyo objetivo es contribuir a que se respeten y protejan en todo el mundo los derechos humanos. Cuenta con más de 1,8 millones de miembros y simpatizantes en más de 150 países y territorios.