Congreso del Estado: Preocupación en torno a la designación de uno de los integrantes del Consejo Electoral

Mérida, Yucatán; 27 de Enero de 2005

Dip. Lic. Jorge Manuel Puga Rubio
Presidente de la COMISION PERMANENTE DE LEGISLACION,
PUNTOS CONSTITUCIONALES, GOBERNACION
Y ASUNTOS ELECTORALES
Del H. Congreso del Estado de Yucatán

El Equipo de Derechos Humanos Indignación A.C. se dirige a usted para manifestarle algunas preocupaciones en torno a la designación de uno de los integrantes del Consejo Electoral del Estado de Yucatán.
Algunos actores locales han expresado, a través de medios de comunicación, dudas acerca de la documentación presentada por uno de los actuales Consejeros del Consejo Electoral del Estado, el ciudadano Gerardo Robigué Herrera Sansores, durante el proceso de selección de los integrantes de este órgano ciudadano.
El Equipo Indignación manifiesta su extrañeza por el silencio que, frente a las dudas expresadas públicamente, ha mantenido la Comisión que usted preside, la cual tuvo a su cargo la revisión de la documentación de los candidatos a Consejeros.
A juicio del Equipo Indignación, en caso de que las dudas carezcan de sustento, el silencio daña al ciudadano Robigué Herrera Sansores puesto que lo expresado públicamente deja a la ciudadanía con la falsa idea de que este ciudadano, ahora Consejero, cometió una irregularidad o, en todo caso, que su nombramiento se dio sin cumplir cabalmente con los requisitos que señala el Código Electoral del Estado de Yucatán.
Por otra parte, en caso de que las dudas expresadas tengan algún sustento, consideraríamos grave que el organismo encargado de garantizar la legalidad y transparencia en materia electoral tuviese entre sus integrantes a alguien que ni siquiera cubrió con los requisitos que la ley le establece para ser candidato.
Este hecho cobra especial relevancia en este momento en el que el Consejo Electoral enfrenta el reto de fortalecerse como organismo autónomo y de garantizar a la ciudadanía que los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad determinan todas sus actividades.
Por lo anteriormente expuesto y amparadas en el artículo octavo de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Equipo Indignación le solicita, respetuosamente, informarnos por escrito si el ciudadano Gerardo Robigué Herrera Sansores cubrió en tiempo y forma los requisitos que la ley establece para ser candidato a Consejero Ciudadano del Consejo Electoral del Estado de Yucatán.
Señalamos como domicilio para recibir notificaciones el ubicado en la calle 14 #187 x 23 y 25 de la colonia García Ginerés de esta ciudad. El teléfono y fax es el 9252759.
Asimismo, si está dentro de sus facultades, apreciaríamos nos proporcionara copia de la documentación presentada por el ciudadano Gerardo Robigué Herrera Sansores ante la oficialía mayor del Congreso del Estado, señalando la fecha en la cual se recibió dicha documentación en el Congreso.
Sin otro particular, confiadas en que atenderá a la brevedad nuestra petición, le agradecemos de antemano y aprovechamos esta comunicación para expresarle la seguridad de nuestra consideración.

Atentamente,
INDIGNACIÓN
Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C.

Derecho a elegir autoridades

Mérida, Yucatán; 5 de Enero de 2005

Sr. Manuel Fuentes Alcocer
Presidente Municipal de Mérida

C. Regidora y CC. Regidores
del Ayuntamiento de Mérida

El derecho de los habitantes de las comisarías del municipio de Mérida a elegir autoridades está siendo vulnerado por decisiones del Cabildo.
En el pasado reciente, dos administraciones de este municipio, de manera consecutiva, consideraron la posibilidad de no respetar el derecho de los habitantes de las comisarías a elegir a sus propias autoridades: Tanto la administración encabezada por Xavier Abreu como la que estuvo a cargo de Ana Rosa Payán expresaron, en su momento, la posibilidad de designar a algunos comisarios sin consulta previa.
La respuesta de los habitantes de las comisarías, así como algunas opiniones hechas públicas, los obligaron a reconsiderar y, finalmente, realizaron las consultas respectivas. En ambas ocasiones la elección se realizó antes de concluir el año en el que tomó posesión la administración respectiva.
La actual administración, por su parte, anunció el pasado 30 de diciembre la ratificación de los comisarios en sus cargos hasta el mes de abril, con lo que pospone arbitrariamente la fecha ordinaria de realización de elecciones en las comisarías.
El actual presidente municipal, quien tomó posesión el 1 de julio de 2004, ha dejado pasar seis meses sin ocuparse de la organización de las elecciones en las comisarías. El acuerdo de prolongar el período de los actuales comisarios fue aprobado por el cabildo.
A juicio del Equipo Indignación, esta decisión viola el derecho del pueblo maya a elegir a sus autoridades más inmediatas, que son los Comisarios o Comisarias, y refuerza la visión, contraria a la de los habitantes de las comisarías, de que los comisarios son empleados del Ayuntamiento y no autoridades de sus propios pueblos.
El Equipo Indignación le manifiesta a este Cabildo las siguientes consideraciones, que en su momento le fueron presentadas al Ayuntamiento presidido por la C. Ana Rosa Payán Cervera:

1. Deploraremos cualquier nombramiento que usurpe a los habitantes de las comisarías el derecho de elegir a sus propias autoridades.
2. Actualmente la Ley Orgánica de los Municipios desconoce el carácter de autoridad que los habitantes de las comisarías le confieren a los comisarios. Esta limitada ley no debe de servir de pretexto para realizar acciones que vayan en detrimento de derechos básicos de los habitantes.
3. Hacemos un respetuoso llamado al Presidente Municipal y a los Regidores para que adecuen sus reglamentos a los legítimos derechos del pueblo maya y para que impulsen reformas a la Ley Orgánica de los Municipios del Estado, de modo que el derecho de los pueblos a elegir a sus autoridades no quede al arbitrio de los Presidentes Municipales. El Equipo Indignación estará pendiente de las acciones que realicen en este sentido.
(…)
El “uso” o la “costumbre” de usurpar el derecho de los pueblos a elegir a sus propias autoridades podría manifestar también una mentalidad racista. Confiamos en que se revisen estas actitudes para evitar actos de menosprecio hacia los habitantes de las comisarías.
(…)
Por último, nos hacemos eco de dos preocupaciones que nos han expresado vecinos de las comisarías: Una de ellas se refiere a la necesidad de no posponer la fecha de realización de las elecciones de comisarios. La otra es la solicitud de que el actual Ayuntamiento esclarezca cuál es exactamente la función de los Consejos Comunitarios y solicite a los habitantes de las comisarías la aprobación de dicha función, dado que en ocasiones duplican la función de los comisarios sin tener el reconocimiento de la comunidad.

Hasta ahí la carta dirigida al Ayuntamiento 2001-2004.
El actual Ayuntamiento enfrenta el reto y la obligación de promover el reconocimiento y respeto de los derechos del pueblo maya del municipio de Mérida. El Equipo Indignación ofrece permanecer vigilante de las acciones del actual cabildo.

Atentamente,
Indignación
Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C.